TIPS DE SALUD

TIPS DE SALUD

La importancia de los chequeos femeninos

Saber querernos y cuidarnos es fundamental para estar bien para nosotras y para nuestros seres queridos, una muestra de ello son los chequeos que podemos realizarnos con la finalidad de detectar a tiempo cualquier irregularidad que pudiera haber en nuestro organismo, la Biometría hemática completa, es un estudio que nos brinda un gran panorama acerca de nuestra salud, sirve para descartar anemia, conocer si se encuentra presente algún indicativo de infección actual, saber cantidad de plaquetas las cuales son muy importantes en nuestro sistema de la coagulación, etc,

El cultivo de exudado vaginal es una prueba ginecológica que se utiliza para identificar el origen de las infecciones vaginales, es una técnica sencilla, se practica rápidamente, consiste en la toma de una muestra de la secreción de la vagina y del cuello uterino, el análisis de esta secreción es una prueba diagnóstica utilizada frecuentemente para conocer si padecemos de alguna infección vaginal y que agente patógeno la está causando. En condiciones normales, las secreciones vaginales son inodoras, de color claro o transparente, de consistencia viscosa, homogéneas, su cantidad y aspecto pueden variar con la edad, la fase del ciclo menstrual, la excitación y la actividad sexual, los anticonceptivos o el embarazo. Cuando se produce una infección vaginal, las características de la secreción vaginal cambia, haciéndose más abundantes, con mal olor, o más espesas, de color blanco, amarillo, grisáceo, etc. Con el estudio del exudado vaginal, se puede identificar la presencia o no de una infección y el agente patógeno que la causa, permitiendo así realizar el tratamiento más adecuado y específico.

El perfil hormonal resulta de invaluable apoyo para complemento diagnóstico de tu médico especialista. Por medio de éste podemos saber si se presenta algúna alteración de los niveles de hormonas que regulan la función del aparato reproductor. Las hormonas sexuales de la mujer se producen en su hipófisis (FSH y LH) y en sus ovarios (estrógenos y progesterona). El ciclo menstrual es un periodo de aproximadamente 28 días en el que la mujer experimenta cambios en su cuerpo, especialmente en el útero y los ovarios de su sistema reproductor, por la acción de las hormonas sexuales femeninas. El primer día de sangrado menstrual ya se corresponde con el primer día del siguiente ciclo menstrual, pues las hormonas sexuales volverán a aumentar a partir de este momento y darán comienzo a una nueva proliferación folicular.

Esta producción de hormonas sexuales femeninas también se encuentra regulada por complejos sistemas, los cuales también regulan todas las etapas del ciclo menstrual. Todos estos cambios tienen como objetivo preparar a la mujer para un posible embarazo, desde que inicia su etapa reproductiva con la primera menstruación, hasta que llega la menopausia. FSH, hormona folículo estimulante. Empieza a secretarse al inicio del ciclo sexual y su función consiste en estimular al ovario para que se desarrollen los folículos primordiales. Los folículos son unas estructuras llenas de líquidos que contienen a los óvulos en diferentes estados de maduración. LH, hormona luteinizante. Es la encargada de desencadenar la ovulación una vez el folículo que contiene al óvulo y que haya madurado por completo.

Estrógenos, son las hormonas secretadas por el ovario a medida que los folículos se van desarrollando. Tienen una función reguladora de todo el ciclo menstrual, además de intervenir en el desarrollo sexual de la mujer. Progesterona, es secretada por el ovario después de la ovulación. Su función principal consiste en aumentar el grosor endometrial para que el embrión pueda implantar y tenga lugar el embarazo. Los días fértiles son aquellos cercanos a la ovulación, es decir, se localizan hacia la mitad del ciclo menstrual. Durante este periodo, existe una mayor probabilidad de embarazo si se mantienen relaciones sexuales sin protección.

El estudio de perfil hormonal consiste en una toma de muestra de sangre que se realiza a la mujer y en la que se determinarán los valores de las hormonas reproductivas. Es muy importante señalar que esta analítica de hormonas femeninas debe realizarse en días específicos del ciclo menstrual, indicados por su médico especialista, para poder comparar los resultados de los niveles de hormonas con los niveles de referencia.